Miomas Uterinos


Los miomas uterinos son el tipo más común de tumor benigno en las mujeres en edad reproductiva. Muestran una prevalencia clínicamente significativa de un 20% con picos del 40% en mujeres entre 35 y 55 años y tienen un impacto significativo en la calidad de vida y los costes sanitarios y sociales relacionados con la fertilidad. (1-7)

La presencia de miomas uterinos puede causar un sangrado menstrual anormal, caracterizado por sangrados abundantes o ciclos más frecuentes. También pueden dar lugar a distorsiones anatómicas del útero que pueden originar síntomas tales como el dolor pélvico y aquellos derivados de la compresión de los órganos adyacentes (vejiga, intestino, uréteres). A veces los miomas pueden hacer más difícil la concepción o la implantación del embrión. Durante la gestación, su presencia puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo, nacimientos prematuros, así como hacer más difícil el parto. (1-6)

Gedeon Richter, en  un esfuerzo continuo para proteger la salud de las mujeres y mantener su  calidad de vida a largo plazo, ha desarrollado un tratamiento innovador para la terapia oral preoperatoria de los miomas uterinos sintomáticos de grado moderado y severo en mujeres adultas en edad reproductiva que contó con la aprobación de la EMEA el 23 de febrero de 2012.

NOMBRE PRINCIPIO ACTIVO C.N. PROSPECTO
ESMYA 5 mg COMPRIMIDOS Ulipristal acetate 700644.2 Consultar

invitacion_web_esmioma
esmioma.es : La nueva web de miomas uterinos para pacientes

Información para la paciente con miomas uterinos

pdf-ico Información para la paciente con miomas uterinos

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Baird DD et al – Am J Obstet Gynecol 2003; 188: 100-107;
  2. Gupta S et al – Best Pract Res Clin Obstet Gynaecol 2008; 22(4): 615-626;
  3. Vercellini P et al – Acta Obstet Gynecol Scand 1993; 72(5): 369-373;
  4. Spies JB et al - Obstet Gynecol 2002; 99(2): 290-300;
  5. Downes E et al – Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol 2010; 152(1): 96-102;
  6. Lerner D et al - J Occup Environ Med 2008; 50: 1149-1157;
  7. Hartmann KE et al – Obstet Gynecol 2006; 108: 930-937